Patagonia

Misión

  • Ser una Decanía que desarrolla la vida de la comunidad según el carisma manquehuino inserta en la región de Aysén, en la Patagonia chilena.
  • Desarrollar una Escuela del Servicio Divino de manera que sea un lugar capaz de dar formación y evangelizar a todos los que se relacionan con ella, especialmente a los miembros del Movimiento y proyectándose hacia el mundo benedictino y la Iglesia en general.
  • Desarrollar una hospedería capaz de entregar variados espacios de acogida y retiro para personas del Movimiento, del mundo benedictino y de la Iglesia local.
  • Insertarse en la pastoral de la Iglesia local según el carisma eclesial de Manquehue, es decir, en comunión filial con el Obispo local y colaborando con el Párroco en su trabajo pastoral.
  • Relacionarse con la comunidad del lugar valorando la cultura y participando en su vida y desarrollo a partir de nuestro carisma.

Decanía

El Movimiento Manquehue nació en 1977. En 2002 se revisó profundamente la organización de la comunidad.

El crecimiento del número de sus miembros y la variedad y dispersión de sus trabajos hacían necesario cambiar para poder seguir avanzando sin abandonar el carisma original.

La Regla de San Benito indicó –como tantas veces- el camino.

En el capítulo 21, sobre los decanos del monasterio, san Benito enseña que si la comunidad se vuelve numerosa los hermanos han de organizar en ‘decanías’, es decir, grupos más pequeños que permitan conservar la vida cotidiana de la comunidad a una escala humana.

El decano hace las veces del abad –el Responsable en el caso del Movimiento- en la decanía.

Su misión es doble:
Desarrollar la vida comunitaria entre los hermanos que están a su cargo y, al mismo tiempo, conservar la unidad de su decanía con el Responsable y el resto de la comunidad.

Actualmente, la decanía San José está integrada por:
En la Casa San Beda, Manuel José Echenique, oblato cenobita y decano, Javier Fernández (B00), oblato cenobita y Jefe de la Casa, Juan José Melero (B02), oblato cenobita y formador y Cristóbal García (B99), oblato cenobita y formador; en la Casa Santa Hilda, Isabel Ortúzar (B92), oblata cenobita y Jefa de la Casa, Rosario Achondo, oblata cenobita y formadora y Javiera Lubascher, novicia y formadora; y en la Casa San Bonifacio, Roberto Quiroga, promesado activo, Charlotte Blumer, promesada estable y María Quiroga Blumer.

Ver todas las noticias.